Cuadernos de Arte Prehistórico

Acaba de ser publicado el número 6 de los Cuadernos de Arte Prehistórico, cuyo contenido se puede consultar y descargar en www.cuadernosdearteprehistorico.com.

Sumario:

La presencia femenina en el arte mueble paleolítico de la Península Ibérica
Drª. D. Almudena Alonso Centeno

Arte Paleolítico y gnomónica
D. Rubén Alberto Calvino

Petroglifos gallegos, una perspectiva desde el siglo XXI
Dª. Alia Vázquez Martínez, D. Carlos Rodríguez Rellán y Dr. D. Ramón Fábregas Valcarce


En torno a la interpretación y lectura del arte rupestre. A propósito del arte rupestre de Punta del Este (Cuba)
D. José Ramón Alonso Lorea

La gráfica rupestre en la porción oeste del Valle de Autlán (Jalisco, México)
D. Eduardo Ladrón de Guevara

Arte rupestre en Oliete (Teruel, España): los paneles pintados del Frontón de la Tía Chula y del abrigo del Barranco de San Pedro, en el Parque Cultural del Río Martín
D. José Royo Lasarte y Dr. D. José Ignacio Royo Guillén

Las figuras silueteadas levantinas del Abric d’Ermites I (Ulldecona), Solana de las Covachas (Nerpio) y Abrigo Grande de Minateda (Hellín)
D. Hugo de Lara López

El arte rupestre esquemático de la Cueva de la Moneda (Abarán, Murcia, España)
D. José María Gómez Manuel y D. Jesús Joaquín López Moreno

El arte rupestre de la Región de Murcia, 20 años como Patrimonio Mundial. Algunos datos para otro balance
Dr. D. Miguel Ángel Mateo Saura


            La edición del número 7 está prevista para enero de 2019, permaneciendo abierto el periodo de recepción de originales hasta el 30 de noviembre de 2018.

Cuadernos de Arte Prehistórico, 5

Editado el número 5 de Cuadernos de Arte Prehistórico. Los trabajos se pueden consultar y descargar en www.cuadernosdearteprehistorico.com

Contenido:
Arte y Naturaleza en la Prehistoria. La colección de calcos de arte rupestre del Museo Nacional de Ciencias Naturales, Drª. Begoña Sánchez Chillón

El arte paleolítico de la Cueva de Les Pedroses (El Carme, Ribadesella/Ribesella, Asturies. España). Avance sobre nuevos hallazgos, D. Alberto Martínez-Villa

Las pinturas rupestres del Abrigo de los Gargantones, Sierra de la Tienda (Jumilla, Murcia, España), D. Emiliano Hernández Carrión

El arte rupestre esquemático del Abrigo de Bajil I (Moratalla, Murcia, España)
, Dr. Miguel Ángel Mateo Saura

Cazoletas y canalillos en el piedemonte de la solana de las sierras de Carrascoy-El Puerto (Murcia, España), D. Gregorio Rabal Saura, D. Gregorio Castejón Porcel

Contenidos astronómicos entre las manifestaciones rupestres del Arcaico Gran Mural, Baja California Sur, México. Dr. Ramón Viñas Vallverdú, Dr. Albert Rubio Mora, Drª. Larissa Mendoza Straffon

La construcción de un paisaje ritual en el valle de Unión de Tula, Jalisco; México
, D. Eduardo Ladrón de Guevara Ureña

Pinturas rupestres y relaciones con festividades populares de la región de Sogamoso, Boyacá, Colombia Dr. Guillermo Muñoz Castiblanco, Drª. Judith Trujillo Téllez y Dr. Carlos Augusto Rodríguez Martínez

La publicación del número 6 está prevista para julio de 2018 y el plazo de recepción de originales permanecerá abierto hasta finales de mayo.

Nueva tecnología revela “pintura fantasma” del arte rupestre

La técnica de la teledetección espectral permitió descubrir imágenes rupestres imposibles de ver para el ojo humano.














La nueva técnica, permitió analizar unos restos de pigmentos y ver que lo que en principio se pensó que no eran más que simples trazos de pintura, son en realidad tres ciervas que salen a la luz como si fueran "pinturas fantasmas". (Foto: Bienes de Interés Cultural del patrimonio español)

Lo que en principio no eran más que restos de pigmentos y trazos de arte rupestre hechos por quienes habitaron hace unos 24.000 años la cueva de El Pendo (norte de España), son en realidad tres ciervas que salen a la luz como si fueran "pinturas fantasma" gracias a la técnica de la teledetección espectral.
Esta herramienta ha permitido avanzar de forma "espectacular" en la documentación y el estudio del arte rupestre Paleolítico que, fruto de un proyecto de investigación desarrollado entre 2014 y 2017, permite "ver cosas que están" en las paredes de las cavidades prehistóricas en la región española de Cantabria, que "el ojo humano es incapaz de percibir".
Uno de los impulsores de esta técnica Vicente Bayarri (Gim-Geomatics) explicó a Efe que a través de un sensor que "juega con la luz", en menos de un minuto se hace un barrido iluminando todo el espectro del que se quiere captar datos, pasando desde el ultravioleta hasta el infrarrojo cercano, y después se analizan las imágenes capturadas para obtener "lo que hay debajo, aunque no se vea".
La diferencia con las técnicas que se aplicaban hasta ahora es que con una cámara de fotografía convencional se podían captar tres bandas o valores de un pigmento -el rojo, el verde y el azul-, mientras que con la teledetección espectral se recogen hasta 420.
El trabajo de campo desarrollado en El Pendo -cueva Patrimonio de la Humanidad- ha permitido revisar todo el friso de pinturas de esta cavidad y, con la nueva técnica, se ha podido "zanjar" la discusión sobre la definición de una de las 24 figuras que contiene, un caballo que algunos consideraban que era otra cierva.
El director de las Cuevas Prehistóricas de Cantabria, Roberto Ontañón, destacó el "descubrimiento" de otras tres ciervas, situadas a la derecha del friso de pinturas y en una parte de El Pendo que no se enseña al visitante.
Estas nuevas pinturas, sobre las que "se intuía" su existencia, pertenecerían a la misma época y a los mismos moradores que pintaron el resto de figuras de la cueva, es decir, a quienes vivieron allí en el Paleolítico Superior, hace unos 22.000 a 25.000 años.
Y el mismo equipo que encontró hace veinte años las expresiones artísticas de esos antiguos "residentes" de El Pendo, han asistido ahora con "enorme sorpresa" al salto cualitativo y cuantitativo "brutal" que, desde el punto de vista científico, supone el uso de la teledetección espectral.
Para el arqueólogo que dirigió en 1997 las investigaciones que concluyeron con el hallazgo del friso de esta cavidad, Ramón Montes, con esta nueva tecnología "ya no se va a intuir" a través de restos de pigmentos o pintura, sino que "se van a volver a ver cómo eran en origen" esas representaciones.
Pero es que, además, "permite documentarlas y estudiarlas adecuadamente", abriendo unas posibilidades "enormes" de mostrar a la sociedad cómo era el arte más antiguo de la Humanidad moderna. (Fuente:EFE)
Fuente: https://elcomercio.pe/tecnologia/ciencias/nueva-tecnologia-revela-pintura-fantasma-del-arte-rupestre-noticia-466759

Joyas del arte prehistórico europeo


Lascaux y Altamira son candidatas permanentes al título de Capilla Sixtina del Arte Cuaternario

El Comité Director de Cultura del Consejo de Europa concedió en 2010 la distinción de Itinerario Cultural a la candidatura «Caminos de Arte Rupestre Prehistórico», la cual agrupaba a la mayoría de lugares visitables con cualquier vestigio de arte del paleolítico superior en el Viejo Continente, muchos declarados Patrimonio de la Humanidad. Hoy suman no menos de un centenar de destinos arqueológicos de enorme interés científico, cultural y artístico -y, por descontado, turístico- concentrados principalmente en Europa occidental (sureste de Francia y norte de España) y en determinadas áreas de Irlanda, Escandinavia y la Italia septentrional. Ciñéndonos en exclusiva al arte parietal, cuevas como Lascaux (Périgord), Niaux (Ariège) e Isturitz (Pirineos Atlánticos) en Francia; y Altamira(Cantabria), Tito Bustillo (Asturias) y Ekain (País Vasco) en España constituyen enclaves prominentes y sobradamente conocidos.
Fue el Hombre de Cromañón el que inventó el dibujo. Ocurrió hace 35.000 años en las riberas del Vézère y del Ardèche, en el citado Périgord. Allí trazó en dos dimensiones lo que veía en realce de tres en la naturaleza: animales, impresiones de manos y también representaciones de sexos de mujeres y de hombres. La cueva de Chauvet, descubierta en 1994, contiene las realizaciones rupestres figurativas más antiguas de Europa, datadas entre el 32.000 y el 30.000 a. C. Poco a poco, el número de cavernas ornadas por aquellos prístinos creadores fue aumentando, a la par que desarrollaban sus concepciones y técnicas artísticas.
Al término de este largo aprendizaje, Lascaux expone el conjunto prehistórico más conspicuo de los encontrados. A principios del Magdaleniense, hace 17.000 años, el Hombre de Cromañón la engalanó con una deslumbrante escenografía de pinturas y grabados: toros y caballos, bisontes y ciervos, rebecos y una multitud de signos geométricos aún hoy no descifrados. La realidad anatómica fue alterada con deformaciones muy originales y cuidadas adulteraciones aplicadas de forma sistemática. Se constata también la escultura parietal y el modelado. No hay nada parecido en el arte rupestre descubierto hasta hoy. Se trata de un santuario artístico en sentido literal, ya que carece de área de ocupación; su uso se vinculó exclusivamente a la ejecución plástica.
Lascaux atesora casi la décima parte de las manifestaciones gráficas paleolíticas de Francia. Junto a Altamira, es candidata permanente al título de Capilla Sixtina del Arte Cuaternario. Por su complejidad, por su homogeneidad figurativa, simbólica y arqueológica, emerge hoy como una de las obras capitales del género humano, la del ojo del cazador aliado a la mano del artista. Esta caverna, con sólida legitimidad, ocupa un puesto singular en la trayectoria del arte prehistórico. Después de Lascaux, las obras estarán muy bien hechas; pero en Lascaux son, sobre todo, bellas.
Fuente: http://www.abc.es/cultura/cultural/abci-joyas-arte-prehistorico-europeo-201709270111_noticia.html